El Rosario: Vista parcial del folklore puertorriqueño

El Rosario: Vista parcial del folklore de Puerto Rico de Pedro Escabi y Elsa Escabi, Centro de Investigaciones Sociales, Universidad de Puerto Rico, recinto de Rio Piedras. [Publicado en línea en 2020 por el Centro de Investigaciones Folklóricas de Puerto Rico, Inc. según entregado a nuestra institución por Elsa Escabi Agostini ]

 

Esta publicación forma parte de un abarcador estudio e investigación sistemática de nuestro folclor, que muy pocas veces se ha intentado en Puerto Rico. Solo se compara con el trabajo realizado entre 1914 y 1915 en la Isla por el antropólogo estadounidense John Alden Mason, que fue editado por Aurelio M. Espinosa.

 

El Estudio que nos ocupa fue realizado con rigor científico. La planificación, el adiestramiento del personal, la bibliografía seleccionada, el cuestionario, la muestra utilizada, la clasificación de los materiales, las grabaciones de las entrevistas abiertas y las publicaciones representan también un buen modelo-guía para realizar un trabajo similar. No hay duda de que ambos trabajos investigativos aspiraban a demostrar la riqueza del folclor de nuestra tierra. En honor a este especial esfuerzo, tanto de lo hermanos Escabí como de Mason y Espinosa, debemos emular con dignidad y orgullo la fuerza que nos inspira a continuar luchando por rescatar nuestro acervo cultural puertorriqueño. Son muy curiosas, por no decir reveladoras, las conclusiones a las que llega Pedro C. Escabí Agostini en El Rosario. Éste señala que:

 

El primer análisis demostró que nuestra música del rosario es de carácter aborigen americano” y que “[…] entre las 27 Modalidades encontradas la 2 y la 22 son modalidades conocidas como arábiga andaluza. Sabemos que estas son de origen africano. Las 28, 29, 30, 31 son la escala mayor y las tres escalas menores que se adjudican en nuestra cultura occidental a Europa […]’’ ’Podemos adelantar que los Gozos Cantaos a las Ánimas, que se acostumbran a hacer después del Rosario, bien sea este rezado o cantado, lo hemos recogido solo en comunidades cuya población es eminentemente negra […] En relación con los patrones rítmicos, no estoy dispuesto a comprometerme, sobre si los mismos son blancos, negros o indígenas de América. Sabemos que los aborígenes de América tenían tambores con extremidades forradas de cuero, igual que los africanos.

 

Escabí aclara que no estaba tratando de restarle importancia a los valores culturales africanos y que se resistía a creer que todo tipo de ritmo que se encontraba en América tuviera influencia africana. Por otra parte, su investigación concluyó que “la simbología cristiana de la Santa Cruz es un símbolo vegetativo de la Virgen María

Para leer el libro, pulse sobre la imagen y oprima la tecla de flechita arriba o flechita abajo

Lamentamos que el libro no esta disponible al momento. Vuelva de nuevo en otra ocasión.